Download Áreas y Logaritmos by A. I. Markushevich PDF

By A. I. Markushevich

Parts y Logaritmos

Show description

Read Online or Download Áreas y Logaritmos PDF

Similar spanish books

Profiling Discourse Participants: Forms and Functions in Spanish Conversation and Debates

The development of discourse is a demanding box the place many discourse buildings and interactional results stay poorly understood. This research presents a scientific cause of the best way discourse individuals (speaker and hearer) are construed in Spanish via a corpus-driven research of casual dialog, TV-debates and parliamentary debates.

Extra info for Áreas y Logaritmos

Sample text

Como éste solía ser arreglado por las respectivas familias, con el concurso de algún mediador, la primera experiencia sexual de los dos perfectos desconocidos no siempre resultaba placentera. ) la muchacha que era virgen lo miró y se asustó del tamaño de su miembro. Al punto salió corriendo hacia su madre y se negó a seguir junto a él. Todos los que la rodeaban porfiaron para que volviera; pero ella rehusaba y casi se iba a morir. Por esta causa el marido se divorció de ella. De una esclava ya no se exigía que fuera virgen inexperta, puesto que lo normal era que el dueño la desflorara incluso antes de alcanzar la pubertad, que era el plazo que marcaba la ley: «Si la esclava no es núbil hay que esperar un mes después de la primera menstruación.

Las primeras manifestaciones de este amor se detectan en el siglo X y proceden de Oriente. El amante prefiere la muerte a profanar el cuerpo del ser amado. Diferente del amor udrí es el amor caballeresco santificador del amor sexual. El hombre es atraído por la mujer porque, en la perfección de la unión, se acerca a Dios. Es una especie de mística del erotismo. El hombre tiene una visión total de la perfección divina en su propio reflejo de la mujer. Por consiguiente eleva a la mujer a símbolo perfecto de su comunicación con Dios y máxima perfección terrena, lo que, en Dante, dará la donna angelicata.

El matrimonio entrañaba la obligación del débito conyugal, incluso si era reclamado en días de abstinencia, cuando el ayuntamiento carnal constituía pecado. A efectos legales, la convivencia no era imprescindible. Bastaba que «se acostumbrassen a veer el uno al otro en sus casas, o si yoguiesse con ella como varón con muger» (ley III). Ahora bien, como la finalidad del matrimonio es tener hijos, «cuando se ayuntan marido e muger con la intención de haber fijos, no hay pecado; mas facerlo comiendo letuarios pecan mortalmente» (título II, ley IX).

Download PDF sample

Rated 4.66 of 5 – based on 16 votes

Categories: Spanish